lunes, 26 de julio de 2010

Patiño Quintana

“Canción urbana” es el término que usa Patiño Quintana para describir su música, o más bien, para evocar en la gente una idea de qué puede esperar encontrar en su música. Puesto en práctica, es una fusión de rock/pop, blues, jazz, trova y ritmos latinos que empieza a hacerse notar entre un amplio rango de público.

[img:3bz877gs]http://www.89decibeles.com/files/imagecache/adentro/files/patinoquintana01.jpg[/img:3bz877gs]

Patiño Quintana comenzó como un proyecto personal de Daniel Patiño, cantante, guitarrista y compositor. Después de un tiempo, el proyecto se convirtió en una banda propiamente establecida, con ocho integrantes que están por estrenar su primer disco.

Todo empezó con Tentación de 12 horas, canción escrita por Daniel con la que participó en un concurso en línea, organizado por una casa disquera española. La canción quedó entre las finalistas, y la ganadora se iba a decidir por votación. Entonces Daniel decidió reunir un grupo de músicos para presentar la canción en vivo y así lograr que más gente se animara a entrar al sitio web y votar.

El primero en unirse fue su hermano, Andrés Patiño, percusionista, que toca también en un ensamble de percusión latina llamado La 110. En ese momento, en el ensamble participaban también el violinista y corista Gastón Guevara, y la corista Mariana Espinoza. El guitarrista Esteban Ureña, viejo amigo de los Patiño, también participaba en el ensamble. Todos accedieron a tocar en el nuevo proyecto, y con eso, Patiño Quintana arrancó con el pie derecho.

[img:3bz877gs]http://www.89decibeles.com/files/images/patinoquintana03.jpg[/img:3bz877gs]

Como la idea inicial era la de un proyecto sencillo, ensayaron unas cuantas veces y así tocaron su primer chivo, en mayo del 2008, en El Cuartel. Después de un buen resultado en su debut, decidieron seguir adelante. Poco tiempo después, se toparon con las limitaciones musicales que el formato de su grupo les presentaba (es decir, necesitaban un bajista). Entonces expandieron un poco su alineación: reclutaron al bajista Alberto Chaves, y agregaron una corista más, Amanda Velázquez. Además, entró Sebastián Loaiza a encargarse de los teclados. Eventualmente Chaves salió de la banda, dando paso a Iosef Klaver, quien había grabado junto a Daniel con su otra banda, Senestesia.

Las canciones son escritas principalmente por Daniel. Empiezan como una idea suya, que luego presenta a los demás y cada uno aporta lo suyo para darles forma. “Algo muy bueno de nuestro grupo es que nadie está intentando figurar. Todos tienen muy claro que la musicalización de la canción como un todo es lo más importante,” comentó Patiño. Además, cada músico tira un poco hacia un lado distinto, lo cual brinda profundidad y riqueza al estilo de la banda. Así, Andrés se va en la percusión por el lado de los ritmos latinos como el son cubano, la bachata y la salsa; Esteban trae al grupo una buena dosis de blues al estilo de guitarristas como Stevie Ray Vaughan; Iosef imprime una fuerte influencia de jazz a sus líneas de bajo; y Sebastián por su lado tiene mucha formación de piano clásico. Al final, las canciones que empezaron con la guitarra acústica y voz de Daniel, terminan siendo una mezcla de estilos que viene con el sello propio de la banda, y es lo que ellos llaman canción urbana.

Algo que también caracteriza al estilo de Patiño Quintana es que su espectro es más amplio que el del grupo de rock nacional promedio, en lo que a su público se refiere. Su música realmente es para todas las edades. Y esto es resultado de la actitud experimental y abierta que ha tenido la banda al crear su música. “Casualmente el resultado es un sonido que no es lo suficientemente pesado como para espantar a los papás, pero tampoco tan suave como para espantar a gente más joven,” explica Daniel, quien comenta también que grupos como Malpaís han abierto un nuevo nicho en la música nacional. “Mucha gente joven ha aprendido con ellos a escuchar música suave con letras poéticas acerca del amor, la vida, y Costa Rica.”

La parte lírica también juega un gran papel dentro de la música de la banda. Las letras sí son creación exclusiva de Daniel, que cree en la importancia de la consistencia en lo que al concepto de las canciones se refiere: “Si voy a poner un grupo de canciones juntas en un disco, me gusta que la lírica esté de una u otra manera amarrada de principio a fin.” Las canciones de Patiño tocan temas sociales, aunque no tanto como para ser catalogado como trova o canción protesta. También hablan de amor y de la vida cotidiana, y Daniel procura que sean lo más sinceras posible: “Creo que es la manera más fácil y sana de tocar a otra persona musicalmente.”

[img:3bz877gs]http://www.89decibeles.com/files/images/patinoquintana04.jpg[/img:3bz877gs]

Este año la banda entró al estudio Solo Hits a grabar su primer álbum. Junto con los productores Checko D’avila y Erick Román, le terminaron de dar forma a muchas de sus canciones, y de paso se llevaron una buena carga de aprendizaje, como suele suceder en el estudio para una banda en su primera grabación. Fue un trabajo gratificante y lleno de nuevas experiencias para ellos.

Daniel y Andrés empezaron por realizar un cuidadoso proceso de selección, y de las 18 piezas originales que habían escrito hasta el momento, escogieron las 10 que mejor se amarraban unas a otras y se apegaban al concepto para este primer disco.

La banda tuvo que superar varios retos en el estudio; uno de ellos fue depurar y afinar sus canciones. “Muchas veces, al ser 8 integrantes en el grupo, hay varias cosas sonando al mismo tiempo, y siempre hay que definir cuál instrumento es más importante en ese momento y cuáles arreglos están sobrando,” explicó Daniel. El trabajo de Román fue crítico en ese aspecto, ya que fue sumamente selectivo y se encargó de que siempre se diera el énfasis y el balance adecuado entre todos los instrumentos de la banda.

Por el estudio pasaron también varios músicos invitados, que aportaron sus talentos al álbum. Entre ellos está Iván Rodríguez, violinista de Malpaís, quien participó en varias de las canciones; Camilo Poltronieri, de Parque en el Espacio, tocó lap steel guitar; Marco “Chiqui” Ortiz tocó contrabajo en “Vuelo fugaz”, y el locutor y músico Oscar López Salaberry, tocó Bandoneón en “Rojo”. Por último, el mismo D’avila participó con su saxofón en varias de las canciones.

El resultado de todo el proceso es Camino de aire, que ya está listo y verá la luz este 6 de noviembre. El álbum será distribuido en el moribundo formato de CD, pero la banda está convencida que un simple disco ya no es suficiente, así que lo distribuirán con una caja que contiene varias sorpresas de material promocional. En cuanto a la distribución digital, no se ha decidido aun si el disco lo van a vender u ofrecer gratuitamente por Internet. Pero una vez lanzado el disco, van a regalar algunas canciones en línea, que serán versiones diferentes de piezas incluidas en el disco.

Daniel describe sus conciertos como presentaciones con mucho sentimiento, en las que siempre buscan crear una conexión con el público. Además, han sido muy cuidadosos de su sonido en vivo, lo cual naturalmente es esencial para un buen concierto, pero que tantas veces se pasa por alto. La presentación del disco se realizará este viernes 6 de noviembre en el Museo de los Niños. La banda escogió ese lugar pues buscaban un escenario en donde “la gente se salga de contexto y pueda disfrutar la música de una forma diferente.” Han estado trabajando en una puesta en escena elaborada, y contarán con un buen escenario, músicos invitados, y proyecciones dinámicas que ayudarán a completar el efecto audiovisual.

[img:3bz877gs]http://www.89decibeles.com/files/images/patinoquintana02.jpg[/img:3bz877gs]

Apenas están presentando Camino de aire, pero desde ya están pensando en su próxima producción, y tienen ya suficiente material bajo el brazo como para darse ese lujo. “Aquí el ritmo de la mayoría de los grupos para sacar musica es lento, a causa de los pocos recursos con los que se cuentan para trabajar. Pero creo que podemos cambiar eso, moviéndonos más agresivamente y siendo innovadores a la hora de vender nuestra música.”

Por cierto, Tentación de 12 horas ganó el concurso de la disquera española. ¿El premio? No mucho, pues la disquera no cumplió como debía. Pero gracias a eso, nació Patiño Quintana. Nada mal.

Artículo escrito en 89decibeles.com por adrian. [url=http://89decibeles.com/articulos/artista-destacado-patino-quintana:3bz877gs]<link>[/url:3bz877gs]

Comparta esta publicación: